Condiciones para el establecimiento del Aguaymanto (Physalis peruviana L.)

Por Ing. Agr. MgSc Edgardo Alaluna G. Gerencia de investigación y desarrollo de Agroasesorías

edgardoalaluna@hotmail.com

Aguaymantofresco2

La siembra del aguaymanto, cultivo no tradicional que en la actualidad se presenta como una alternativa de producción para los agricultores de las diferentes regiones del país como Cajamarca, Ayacucho, Ancash, Cuzco, Amazonas, etc., por sus excelentes características nutricionales y sus bondades tanto gastronómicas como medicinales muy apreciadas en los mercados locales como internacionales.Para ello, es importante saber aplicar un correcto paquete tecnológico que incluye en sembrar un ecotipo o cultivar adecuado, contar con un programa equilibrado de fertilización, riego eficiente, control oportuno de plagas y enfermedades así como una adecuada densidad poblacional que permita realizar eficientemente las labores agrícolas y permita aprovechar al máximo el recurso suelo obteniendo un alto rendimiento con buena calidad de frutos. Para ello es necesario contar con:
a. Calidad de suelos
El cultivo requiere suelos bien estructurados con textura franco arcillo- arenoso, pH de 5.5 a 6.8, bien drenados, profundos, con alto contenido de materia orgánica, no tolera suelos arcillosos ya que tiene raices superficiales yes muy susceptible a los encharcamientos, prospera mejor en suelos ligeramente ácidos, produciendo un mayor tamaño y número de frutos por planta.
b. Altitud
Se puede cultivar desde los 0 a 3,300 m.s.n.m., con buen comportamiento entre altitudes de 1,800 a 2,800 m.s.n.m., siendo la altitud más adecuada entre los 2,400 a 2,800 m.s.n.m. por la poca incidencia de las plagas y enfermedades.

c. Temperatura
El rango de temperatura promedio debe estar entre los 13 a 18 °C. Puede soportar bajas temperaturas, pero sufre daños irreparables por debajo de 0 °C; su crecimiento es afectado si persisten temperaturas menores a 10ºC. La temperatura óptima es de 18 ºC; temperaturas muy altas pueden perjudicar la floración y fructificación. El rango óptimo de humedad relativa se encuentra entre 60 y 70 % pudiendo soportar rangos considerados entre 70 a 80%.

d. Requerimientos Hídricos
Dependiendo de las condiciones climáticas los requerimientos se encuentran en rangos de 15,000 a 20,000 m3, si se emplea riegos regulados; es necesario contar con suficiente dotación de agua durante el crecimiento inicial hasta el término de la floración y cuajado; durante la maduración de frutos se puede reducir la frecuencia de riego.

e. Luminosidad
Requiere alta luminosidad, una intensidad lumínica entre 1,500 y 2,000 horas luz/año. La temperatura y la luz juegan un papel importante en el tamaño, color, contenido nutricional, sabor y tiempo de maduración delos frutos. Cuando hay baja luminosidad se afecta el proceso fotosintético y la absorción de algunos nutrientes como el calcio, potasio y magnesio principalmente ocacionando en la planta cierto debilitamiento el cual favorece el ataque de plagas y enfermedades. La utilización de tutores favorece una buena recepción de la luz.

f. Fertilización
Los programas de fertilización para el aguaymanto se deben implementar en base a los resultados de los análisis de suelos ya que esta información permite conocer las deficiencias y exesos de la dinámica de los elementos nutritivos y la posibilidad de realizar las correciones mediante la aplicación de enmiendas dependiendo de los casos antes del establecimiento del cultivo en campo definitivo. Así mismo los análisis de suelos sirven como guía para realizar el plan de fertilización más adecuado para cada localidad. A continuación se detalla un plan general de fertilización.
Antes de la siembra se debe preparar el hoyo con las siguientes dimenciones 40 x 40 x 40 cm e incorporar en el fondo del hoyo 2 a 4 kg de materia organica descompuesta (humus de lombriz y/o compost), sobre este se debe incorporar 100 g de una fuente de fósforo como el súper fosfato riple de calcio + 50 g de sulfatro de potasio y/o cloruro de potasio luego colocar tierra de chacra y sobre esto realizar el establecimiento del cultivo. A los 20 a 30 días despues de la siembra aplicar de 50 a 100 g/planta un fertilizante compuesto como el NPK: 12–24–12-3 MgO+5S+ME y tres meses después del establecimiento aplicar de 75 a 150 g/planta de la mezcla anterior. Complementariamente se pueden realizar aplicaciones foliares que incluyan un mix de micronutrientes de preferencia quelatados de acuerdo a la fenología del cultivo especialmente en pledo desarrollo defrutos donde es necesario la aplicación de potasio.
Cuando el cultivo se encuentra en plena producción es conveniente la aplicación de 50 a 100 g/planta de nitrato de potasio + 50 g/planta de nitrato de calcio cada dos meses el cual debe ser alternado con la mezcla NPK: 12-24-12+3MgO+5S+ME. De este modo se garantiza la obtención de una buena calidad de frutos con fines de exportación.

Anuncios

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s