Oportunidades y tendencias en el mercado del arándano

arandanos empaque
El consumo de arándanos en el mundo está creciendo así como su producción. La búsqueda de nuevos mercados y seguir trabajando en aquellos en que el berry ya está consolidado fueron algunas de las aristas tratadas en el “Primer Congreso Técnico Internacional de Arándanos” organizado para productores de la exportadora SB Berries.

Janice Honiberg, presidente de SunBelle Inc. en EE.UU. expuso sobre el mercado norteamericano del arándano, sus tendencias y desafíos. Destacó que las buenas noticias para el sector provienen desde el consumo per cápita, el cual ha aumentado enormemente en los últimos años alcanzando 1.294 gramos en 2013, en comparación a los 584 gramos hace 10 años (+222%).

Dentro de este crecimiento, el consumo de arándano fresco lidera las preferencias (692 gramos per cápita en 2013). Honiberg detalló que el consumo de arándanos domésticos en EE.UU. y Canadá se ha duplicado a 449 gramos desde hace 10 años, mientras que por el lado del producto importado lo ha hecho en un 620% a 243 gramos en el mismo lapso de tiempo.

De acuerdo a un estudio del Highbush Blueberry Council, la probabilidad que un consumidor adquiera arándanos en los próximos 12 meses es alta, donde los atributos más importantes al momento de realizar la compra son: frescura, ausencia de hongo, firmeza y color.

“El precio también es importante”, destacó Honiberg, sin embargo no lo es tanto en relación a la calidad y frescura. “El consumidor entiende que firmeza es un indicador de frescura y generalmente busca arándanos crujientes y firmes”, indicó a los presentes.

Otra tendencia dentro del mercado es que los consumidores están cada vez más conscientes de los beneficios para la salud que tiene el fruto.

Pero dentro de este escenario se presentan oportunidades y desafíos para los arándanos de Sudamérica. La presidente de SunBelle Inc. en EE.UU. comentó que el consumo del fruto en el mercado norteamericano es mucho más alto de marzo a septiembre, especialmente de abril a agosto, que es la época doméstica de EE.UU. y Canadá.

Ahora, ¿qué hacer para aumentar el consumo en la época de importación y cómo hacer más plana la curva de compras y preferencias? Honiberg puntualizó que calidad y frescura son clave, a lo que se suma que los compradores de supermercados están cada vez más conscientes y preocupados por la calidad de la fruta, especialmente a finales de enero, febrero y marzo en el mercado.

En el caso particular del arándano chileno, Honiberg entregó a los asistentes al evento algunas sugerencias para mejorar la calidad y percepción de éste. Entre ellas: eliminar las variedades que no presentan un buen sabor –“cambiar a variedades que al consumidor le encantará comer”, dijo-; cambiar a variedades con mayor vida de anaquel; evitar embarques marítimos con fruta que no tiene condición de llegada; evitar embarques aéreos con calidad cuestionable; concentrar esfuerzos en buenas prácticas de cosecha y poscosecha para que la fruta llegue a destino con la mejor calidad posible; trabajar con todo tipo de transporte (marítimo y aéreo) a fin de evitar atrasos y recibir la mejor fruta; y, finalmente, no guardar fruta en origen con la esperanza del mejor precio a costa de mejor calidad y frescura.

“Calidad, frescura y sabor son esenciales para poner más plana la curva de compras y observar la mayor producción que viene”, dijo. “Sugiero enfocarnos en el consumidor para entregar los mejores arándanos posibles. Calidad todo el año es la respuesta. El consumidor necesita saber que cada vez que compra arándanos tendrá una buena experiencia”, agregó.

El gigante potencial de China

EE.UU. ha sido y seguirá siendo un mercado natural para el arándano chileno, pero el desarrollo de nuevos mercados está generando nuevas oportunidades para el fruto.

“En los últimos años los nuevos mercados han ido creciendo. Corea del Sur está apareciendo como nuevo mercado y tímidamente está apareciendo Latinoamérica. Hay mucho por hacer”, dijo Juan Carlos Dominguez, gerente comercial corporativo SB Berries, durante su presentación.

“Como industria nos hemos concentrado en EE.UU., que es nuestro mercado natural donde el consumo sigue creciendo, pero la verdad es que existen otros mercados potenciales de alto consumo donde hay que hacer la pega [sic], porque uno nunca sabe cuándo las variables macro económicas puedan hacer temblar el mercado”, agregó.

En el caso de China, Dominguez destacó que el potencial del mercado es infinito, dado que existen un sin número de mercados en el país en los cuales la industria aún no se ha enfocado. “Nosotros sólo nos estamos concentrando en las tres principales ciudades, que son menos del 10% de la población [de China]”, dijo.

El gerente comercial corporativo de la compañía indicó que la gran migración campo-ciudad en China se ha traducido en que las ciudades necesitan más productos para alimentar a las personas. Así, del autoabastecimiento se pasó a las compras en supermercados y los chinos están buscando alimentos fuera de sus fronteras donde, visto desde el factor de la inocuidad, “ven muy positivamente el tema de la importación de productos”, dijo.

Pese a que China ofrece nuevos canales de comercialización para la fruta, como el e-commerce [o comercio electrónico] donde se garantiza la calidad del producto, Dominguez advirtió que la realidad del proceso de distribución tradicional en el mercado chino hace que la industria deba trabajar para llegar con el mejor producto.

“El chino es exigente, quiere calidad. En la cultura china no existe mercado para el producto malo”, destacó.

Para Dominguez es clave contar con presencia directa en China, estar en el mercado recibiendo la fruta. Una segunda clave es el control de la calidad, desde el campo pasando por el packing, la logística, las buenas condiciones de almacenamiento y una distribución rápida “de manera de mover de forma oportuna la fruta”, señaló.

“El potencial de china es gigante, hay ciudades inexploradas, hay que estar en destino, preocuparse, cuidar la calidad en origen… Clave es el modelo de exportar. Necesitamos estar encima, informados de lo que está pasando en destino”, dijo.

“China será un actor relevante sí o sí, por lo tanto hay que ir preparándose (…) Hay que llegar con la misma eficiencia que llegamos a EE.UU. y a Europa”, acotó.

Perú: la complementariedad para la oferta

Desde hace un tiempo se ha generado bastante ruido respecto al potencial de Perú en la producción de arándanos. Miguel Bentin, productor y presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de Perú compartió con los asistentes lo que está pasando en su país y cómo éste se puede acoplar a la industria ya existente.

Bentin indicó que, al contrario de lo que se cree, la mano de obra en Perú no es barata. “El costo de la mano de obra ha aumentado aproximadamente 100% en los últimos años. Ya no es un factor de competitividad positivo (…) Además, tenemos mano de obra inexperta”, dijo.

“Existe una preocupación sobre la disponibilidad de la mano de obra por lo intensivo del trabajo para el arándano. Hay que tener en cuenta que en muchas zonas donde se produce arándano también se produce espárrago”, agregó.

Si bien Perú tiene el potencial de importar tecnología, logística y algunas formas de hacer las labores de Chile y Norteamérica – mercados maduros en el cultivo del arándano- “el know how es tan ad hoc que hay que desarrollarlo localmente. Hay un amplio conocimiento desarrollado en el último tiempo pero falta desarrollar algunos temas”, dijo Bentin.

De acuerdo al presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de Perú, en su país ya se ven producciones sobre 15 toneladas al tercer año “y por ahora la producción se da en curvas planas y muy largas (…) Producciones desde julio hasta mayo, con una concentración importante en la primavera”.

En Perú gran parte de la producción es con la variedad Biloxi, sin embargo se están haciendo ensayos con variedades privadas y patentadas, con Emerald mostrando mucho potencial.

Entre los retos para el cultivo está que es uno de los más caros de desarrollar dentro de la canasta peruana. A esto se suma el clima, ya que si bien se menciona que éste es una maravilla para todas las plantas en Perú, también lo sería para las plagas.

Perú aún enfrenta el reto de acceder a nuevos mercados que tienen un gran potencial –como es el caso de China- pero, al igual que los otros países productores, ve en la demanda por el fruto grandes oportunidades.

El representante del sector peruano cree que una oportunidad para la región es la complementariedad que se puede dar entre los mercados de la región.

“Nosotros podemos concentrarnos en las ventanas de primavera para darle un mayor nivel de abastecimiento a una ventana más larga. La oferta que ya está madura puede ser complementada con la oferta de Perú”, dijo.

Aspectos técnicos

Junto con las charlas enfocadas en los mercados, el Congreso también contó con presentaciones técnicas, donde los asistentes pudieron interiorizarse en genética, riego y nutrición, y plagas en arándanos. También se trataron temas vinculados al manejo de post cosecha y embalaje, así como micorrizas en raíces, a cargo de destacados expositores nacionales e internacionales. Publicado el 15-julio-2015 por http://www.portalfruticola.com

Anuncios

Comente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s